¿Sabías que el organismo necesita incorporar yodo para su buen funcionamiento?

¿Sabías que el organismo necesita incorporar yodo para su buen funcionamiento?

El yodo es un nutriente necesario para el funcionamiento adecuado de la glándula tiroides, que regula el crecimiento y el metabolismo.
La carencia de yodo es la causa principal de lesiones cerebrales y problemas de aprendizaje prevenibles. Los efectos más nocivos de la carencia de yodo se hacen sentir en el cerebro del feto durante el embarazo.

La consecuencia menos visible y tal vez más generalizada de la carencia de yodo es la pérdida de potencial intelectual: los niños que padecen carencia de yodo pueden llegar a perder entre 10 y 15 puntos de su cociente intelectual.

Las zonas cercanas al mar tienen menos propensión a la carencia que las poblaciones del interior, cerca de la cordillera, por lo que los más propensos a la carencia de yodo son aquellas poblaciones que viven en zonas montañosas y alejadas de la costa, donde carecen de acceso a los alimentos ricos en este micronutriente, como los peces de mar y los alimentos vegetales y animales que se desarrollan en zonas costeras. También son más vulnerables a la carencia de yodo las personas que habitan en zonas de inundaciones frecuentes, que impiden que los micronutrientes se fijen en el suelo.

Para prevenir las enfermedades conocidas colectivamente como trastornos causados por la carencia de yodo basta con consumir una sola cucharadita de yodo repartida en cantidades minúsculas y en lapsos periódicos durante toda una vida. La yodación de la sal es la solución más lógica y eficaz contra estos trastornos, dado que de esta manera el yodo se consume de manera gradual. Además, se trata de una solución segura, sostenible y económica.

Para mayor información sobre el tema, consultar en http://www.ign.org/

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email